Secretaría de Desarrollo Económico

Antecedentes

En 1979, el Gobierno de la República anuncio el Plan Global de Desarrollo, el cual se integraba por diversos programas, entre ellos, la Alianza Popular, Nacional y Democrática para la Producción, mejor conocida como Alianza para la Producción, en la cual se hacía un llamado a los empresarios para que se sumaran a la reactivación de la economía mediante el otorgamiento de estímulos fiscales y la reinversión de las empresas; y con ello, satisfacer las necesidades de consumo y la demanda de empleos en el país.

En este contexto, el Estado de México consideró indispensable la estructuración de un programa propio que coadyuvara al desarrollo de la industria local, especialmente de la pequeña y mediana industria, otorgando los apoyos financieros para su consolidación a través de la constitución de un fideicomiso.

El 10 de agosto de 1982, el Gobierno del Estado de México y el Banco Mexicano SOMEX, S.A., hoy Banco Santander (México) S.A., celebraron un Contrato Privado de Fideicomiso de Administración, denominado Fideicomiso para el Desarrollo de Parques y Zonas Industriales en el Estado de México (FIDEPAR), con el objeto de contribuir al desarrollo industrial de la entidad, mediante la creación de parques y el desarrollo de zonas industriales.

En el contrato de Fideicomiso se consigna al Gobierno del Estado de México como Fideicomitente y Fideicomisario, y al Banco Mexicano SOMEX, S.A., como Fiduciario; en este instrumento se señalan como fines del Fideicomiso, en general, la adquisición de terrenos, los que una vez lotificados y dotados de infraestructura acorde con las necesidades de la industria, se comercializan a empresas interesadas en su compra.

En mayo de 1995, el Comité Técnico como Órgano de Gobierno del Fideicomiso, le facultó para promover las exposiciones y las ferias en la entidad, así como administrar los recintos feriales, con la finalidad de contribuir al desarrollo industrial estatal.

En julio de 2000, la entonces Secretaría de Administración autorizó una reestructuración organizacional al FIDEPAR, dado que asumía funciones de promoción industrial que eran ejecutadas por la Secretaría de Desarrollo Económico.

En abril de 2002, se adicionó la Cláusula Cuarta del Contrato del Fideicomiso, la cual autoriza a suscribir contratos, convenios de asistencia técnica, prestación de servicios y estudios relativos a la construcción de infraestructura para el desarrollo aeroportuario en el Estado de México, en apoyo al sector industrial.

En julio de 2004, la extinta Secretaría de Finanzas, Planeación y Administración autorizó una nueva estructura organizacional en la cual se suprimen las funciones sobre exposiciones, ferias y administración de recintos, toda vez que estas funciones dejaron de ser atendidas por el Fideicomiso. No obstante, se crea la Unidad de Información, Planeación, Programación y Evaluación y la Subdirección de Atención a Inversionistas.

En diciembre de 2006, se protocolizó el Convenio Modificatorio al Contrato de Fideicomiso, para que éste pueda actuar como organismo intermedio entre la Secretaría de Economía del Gobierno Federal y diversas empresas, para recibir recursos federales y estatales de programas del sector económico.

Actualmente, el FIDEPAR se ha consolidado como un organismo que desarrolla y promueve la creación de parques industriales en el Estado de México, además de brindar acompañamiento a sus inversionistas en los trámites y los servicios que requieren para la instalación adecuada de las empresas en territorio mexiquense.