Secretaría de Desarrollo Económico

Antecedentes

El Estado de México ha sido tradicionalmente un polo natural de crecimiento para la actividad industrial, consolidando esta tendencia en los últimos 47 años, en el escenario nacional, lo que ha permitido el establecimiento de grandes inversiones que provocan una derrama económica y generación de empleos.

En 1982 en el marco del Plan Global de Desarrollo, de Plan Nacional de Desarrollo Industrial y de la Alianza para la Producción del Gobierno Federal, en el Estado de México se consideró indispensable la estructuración de un programa propio que coadyuvara al desarrollo de la industria local, especialmente la pequeña y mediana, otorgando los apoyos financieros para su consolidación a través de la constitución de un fideicomiso.

En este sentido, el I0 de agosto de 1982,  el  Gobierno del Estado de México y el Banco  Mexicano SOMEX, S.A., ahora  Banco  Santander  (México),  S.A.,  celebraron  un  Contrato  Privado  de  Fideicomiso  de Administración,  denominado  Fideicomiso para el Desarrollo  de Parques y Zonas Industriales en el Estado de México (FIDEPAR), con el objeto de contribuir al desarrollo industrial de la Entidad, mediante la  realización de programas que contemplan la creación de parques y el desarrollo de zonas industriales.

El contrato fue protocolizado mediante Escritura Pública Número 4337, Volumen 73 especial 282, de fecha 4 de mayo de 1983, otorgada ante la fe pública del Lic. Roque René Santín Villavicencio, Notario Público No. 1 del Distrito Judicial de Toluca, México, inscrita bajo la partida 49-3014 del Volumen 21 1, libro primero, sección primera, foja 13, de fecha 11 de junio de 1984 del Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Toluca, México.

En  el  contrato  de  Fideicomiso  se  consigna  al  Gobierno  del  Estado  de  México  como  Fideicomitente  y Fideicomisario,  y  al  Banco  Mexicano  SOMEX,  S.A.,  ahora  Banco  Santander  (México),  S.A.,  como Fiduciario;  en  este  instrumento  se  señalan  como  fines  del  Fideicomiso,  en  general,  la  adquisición  de terrenos,  los  que  una  vez  letificados y  dotados  de  infraestructura  moderna y  acorde a  las  necesidades  de la  industria actual,  se comercializan  a  empresas  que cubren  los  requisitos.

A partir de mayo de 1995, el Comité Técnico facultó al FIDEPAR para promover las exposiciones y ferias en la entidad, así como administrar recintos feriales a fin de contribuir al desarrollo industrial del Estado.

El 27 de septiembre de 1995, se modificó la cláusula octava del Contrato Privado de Administración que crea al Fideicomiso, de acuerdo a las reformas, adiciones y derogaciones de la Ley para la Coordinación y Control de Organismos Auxiliares y Fideicomisos del Estado de México.  En ese mismo año, la Dirección pasó a ser Dirección General.

La estructura de organización del Fideicomiso autorizada en marzo de 1998, se caracterizó por la integración de 13 unidades administrativas (una dirección general, una unidad jurídica, una contraloría interna, cinco subdirecciones y cinco departamentos),  incluyéndose las Subdirecciones de Exposiciones y Ferias y de Administración de  Recintos.

En julio de 2000, la entonces Secretaría de Administración autorizó una reestructuración organizacional al Fideicomiso para el Desarrollo de Parques y Zonas Industriales en el Estado de México, debido a que éste asumió las funciones de promoción industrial que eran ejecutadas por la Secretaría de Desarrollo Económico, a través de la Dirección General de Industria, Minas y Promoción Externa.  Por lo anterior, el Fideicomiso pasó de 13 a 16 unidades administrativas (una dirección general, una unidad jurídica, una contraloría interna, seis subdirecciones y siete departamentos).

En abril de 2002, se adicionó la cláusula cuarta del contrato del Fideicomiso, la cual autoriza a suscribir contratos, convenios de asistencia técnica, prestación de servicios y estudios relativos a la construcción de infraestructura para el desarrollo aeroportuario en el Estado de México, para el apoyo al sector industrial.

En julio de 2004, la extinta Secretaría de Finanzas, Planeación y Administración autorizo una nueva estructura organizacional en la cual se suprimen dos subdirecciones:  la de Exposiciones y Ferias y la de Administración de Recintos, toda vez que estas funciones dejaron de ser atendidas por el FIDEPAR. En contraste se crearon tres unidades  administrativas: la Unidad de Información, Planeación, Programación y Evaluación; el  Departamento de Seguimiento (creado a partir de la eliminación de la Secretaría Particular del Director General) y la Subdirección de Atención a Inversionistas, para quedar integrada  por 17unidades administrativas (una dirección general; una unidad jurídica; una unidad de información, planeación, programación y evaluación; una contraloría interna; cinco  subdirecciones y ocho departamentos).

En diciembre de 2006, mediante escritura número 5,412 del volumen CXCII especial, folio 32-41 de la notaría pública número 68 y del Patrimonio Inmueble Federal del Estado de México, a cargo del M. en D. Franklin Libién Kaui, se protocolizó el convenio modificatorio al contrato de Fideicomiso, cuyo primer testimonio se inscribió en el Registro Público de la Propiedad del Distrito de Toluca, en el volumen 262, libro segundo, sección primera,  bajo la partida 253, folio 3596 de fecha 16 de mayo de 2007, por el que se amplían los fines  del Fideicomiso, para que pueda actuar como organismo intermedio entre la Secretaría de Economía del Gobierno Federal y las empresas beneficiarias, así como para recibir recursos federales y estatales para destinarlos a programas y propósitos específicos.

Finalmente, el 16 de mayo de 2008, la Secretaría de Finanzas, autorizó la nueva estructura de organización al Fideicomiso, la cual consistió en el cambio de denominación de la Subdirección de Administración  y  Finanzas por Unidad de Apoyo Administrativo y la Subdirección de Promoción Industrial se sustituyó por Subdirección de Parques Científicos y Tecnológicos, para continuar integrada por 17 unidades administrativas (una dirección general; una unidad jurídica, una unidad de información, planeación, programación y evaluación; una contraloría interna; una unidad de apoyo administrativo, cuatro subdirecciones y ocho departamentos).